Saint Exupery
« : 22 de abril de 2006, 13:25:46 »
Tal como lo menciona el amigo Héctor Cassano en el Hangar Histórico
Milliken del Área Material Quilmes, dependiente de la Fuerza Aérea
Argentina, esta expuesto el avión Latecoere 25 con el cual Antoine
Sant Exupery realizo el primer vuelo comercial a la Patagonia,
llevando pasajeros y correspondencia

El avión, el Latecoere 25, se convirtió en la primera máquina que
integró la Aeroposta Argentina e inauguró los vuelos comerciales en el
país. Después de más de 70 años de esa aventura, el avión que piloteó
el autor de El Principito fue restaurado por la Fuerza Aérea
Argentina.

Saint-Exupéry había llegado a la Argentina para desempeñarse como jefe
de tráfico de la línea Aeroposta en octubre de 1929. Sus ansias de
volar lo llevaron a comandar el viaje inaugural el 1 de noviembre de
ese año.

En una mañana fría, con un abrigado saco, gafas y una gruesa gorra,
partió del aeródromo Harding Green de Bahía Blanca rumbo a Comodoro
Rivadavia. Su primer pasajero fue Armando Ulle, un inspector en las
minas patagónicas. La hoja de ruta atestigua que volaron 6 horas y 20
minutos a una velocidad promedio de 158 kilómetros por hora.

Durante dos años, con la cabina descubierta, Saint-Exupéry desafió los
más de 10 grados bajo cero y el viento impiadoso de las rutas del sur
argentino, volando incluso a través de la Cordillera de los Andes.

Las características técnicas del avión son: monoplano metálico, en
parte entelado con ala parasol, tiene 9,45 metros de largo y un ala de
17,50 y tiene capacidad para llevar 4 pasajeros y transportar 1250
kgs. de carga a unos 180 Km/h.. El motor es Renault de 450 caballos y
un peso aproximado de 700 kilos. Podia alcanzar alturas de 3000 mts.

Su histórico avión estuvo expuesto en distintos museos, hasta que en
1996 volvió a la Fuerza Aérea. Personal del Área de Material Quilmes,
en sintonía con la inquietud de la Municipalidad de Quilmes por
conformar un circuito histórico y turístico en la ribera de Quilmes,
comenzó su recuperación.

Esta valiosa pieza de museo es el único de este modelo que aún existe
en el mundo. Al comienzo del proceso de restauración, la aeronave
estaba totalmente deteriorada. El fuselaje estaba separado del resto,
las maderas rotas, había mucha corrosión y se había sulfatado el
aluminio. Hubo que volver a hacer matrices y crear las piezas tal como
eran originariamente. Se trabajo durante siete horas por día, durante
un periodo de 2 años. La restauración del mismo estuvo liderada por el
vicecomodoro Eugenio Ongaro y a cargo del suboficial principal, Luis
Nuñez y el siguiente personal: suboficial auxiliar, Walter Cadima
(entelador); suboficial auxiliar Walter Tabares (pintor); suboficial
auxiliar Sergio López (reparaciones metálicas) y del personal superior
3 Roberto Coria (carpintero), otros 20 colaboradores, entre ellos
varios civiles.

El equipo de la Fuerza Aérea que llevó adelante el proyecto de
restauración, inició previamente una profunda investigación histórica
que le devolvió al avión detalles perdidos en los muchos años de
almacenamiento. El esquema de pintura original de la Aeroposta (igual
al utilizado por la Compagnie G. Aéropostale en sus máquinas) y las
llantas sin rayos propias del modelo son el mejor ejemplo del
excelente trabajo realizado.

Antecedentes históricos:
Antoine Marie Roger de Saint-Exupéry
Pionero de la aviación, aventurero y escritor notable, Antoine de
Saint-Exupéry nació en Lyon (Francia) el 29 de junio de 1900. A
comienzos de la década del 20 obtuvo su diploma de piloto civil y al
poco tiempo -después de haberse entrenado duramente- fue nombrado
teniente segundo del Regimiento 33 en Le Bourget, París. En 1926
comenzó a desempeñarse como piloto de correo en la ruta
Dakar-Casablanca y en octubre de 1927 fue nombrado director de la
escala de Cabo Juby, donde pasó dieciocho meses y dedicó parte de su
tiempo a escribir. Posteriormente le fue otorgada la Cruz de Caballero
de la Legión de Honor. Saint-Ex -así lo llamaban sus camaradas-
disfrutó desde un principio el reconocimiento de sus dotes literarias.
Tras sufrir un terrible accidente en Guatemala escribió Viento, arena
y estrellas, libro que obtuvo el Grand Prix en el año 1939. Una vez
desatado el conflicto mundial, Saint-Exupéry fue reclutado, ascendido
a capitán y asignado como oficial de reserva de la Fuerza Aérea en
Toulouse y finalmente asignado al escuadrón de reconocimiento 2/33 en
Orconte. Cuando Francia firmó el armisticio con los alemanes en 1941,
Saint-Exupéry decidió exiliarse en Estados Unidos, donde describió sus
experiencias y sentimientos durante la guerra en Vuelo a Arrás y Carta
a un rehén, un conmovedor documento dedicado a los cuarenta millones
de franceses rehenes de los alemanes publicado en 1943. Más tarde
publicó El principito, que le daría fama mundial y es hasta hoy uno de
los libros más vendidos. A los 44 años, al mando de un bimotor de caza
Lockheed P-38 equipado con instrumental de reconocimiento fotográfico
y sin armas, fue abatido en vuelo por un piloto enemigo. Su avión cayó
al mar en las cercanías de Grenoble el 31 de julio de 1944. Los restos
del intrépido piloto y escritor no han sido oficialmente encontrados.

Saint-Exupéry en Argentina
Llego por primera vez a la Argentina el 19 de octubre de 1929:
piloteaba el Laté 25. Ese vuelo traía también a su amigo Jean Mermoz,
y ambos se hicieron cargo de la Aeroposta Argentina, la empresa estaba
dedicada tanto al transporte de pasajeros como al de correspondencia,
aunque en realidad era este último el gran negocio de la época.
Emprendió junto a los argentinos Rufino Luro Cambaceres y Vicente
Almandos Almonacid la ardua tarea de inaugurar nuevas filiales en la
costa latinoamericana, supervisar la ruta Natal-Punta Arenas y abrir e
inspeccionar nuevas rutas en los alrededores de Comodoro Rivadavia.

El primer vuelo comercial del avión, que implicó al mismo tiempo el
debut de Saint-Exupéry como piloto de Aeroposta en la Argentina, fue a
la Patagonia, y en la hoja de vuelo se registró que, entre Trelew y
Comodoro Rivadavia, se demoró seis horas y 20 minutos, a una velocidad
de 158 kilómetros por hora.
Ya de regreso en Buenos Aires se reencontró con sus amigos y
compatriotas Mermoz y Guillaumet y prosiguió la escritura de su libro
Vuelo nocturno, que fuera prologado por André Gide.

Vivió 15 meses en la Argentina. En mayo de 1931 decidió volver a
Francia de vacaciones, y allí lo sorprendió la noticia de la quiebra
de Aeroposta Argentina. Nunca más volvió a nuestro país.

La aviación comercial
La aviación comercial tal como la conocemos actualmente, tomó un
enorme impulso entre las dos grandes guerras. Fue en ese momento
cuando pilotos y fabricantes de aviones, ociosos inmediatamente
después de finalizada la I G.M., aprovecharon la notoriedad pública
tomada por la aeronáutica militar para introducir un nuevo concepto de
transporte rápido y seguro, tanto de correo como de pasajeros.
Comenzaron batiendo diversos récords de velocidad en el traslado de
sacos de correspondencia y luego, gradualmente el asiento libre detrás
del piloto fue ocupado por un valiente pasajero dispuesto a correr
cierto riesgo, sufrir frío y ensuciarse con el aceite lanzado por los
escapes del motor.

La existencia de una gran cantidad de excedentes de guerra retrasó el
desarrollo de aviones nuevos, y por unos años los incipientes
servicios de transporte fueron realizados con aparatos de combate
modificados. Recién por 1919 varios modelos surgieron con mayor o
menor éxito de los tableros de diseño de constructores como Fokker,
Ford, Junkers, de Havilland y la francesa Latécoère entre otras, con
la finalidad de trasladar personas en forma relativamente confortable.
En la mayoría de los casos, la tecnología vigente permitía biplanos
con capacidad para cinco pasajeros, llegando hasta diez con la
introducción de los nuevos monoplanos y biplanos multimotores o
equipados con motores más potentes.

La Latécoère y la Aéropostale
Estimulada por el crecimiento de las operaciones aéreas comerciales,
en 1924 la Société Industrielle d'Aviation Latécoère (SIDAL), presentó
el Laté 15. Este fue pensado para reemplazar a los emblemáticos
Breguet XIV T, pero no resultó del todo apropiado para los
requerimientos de carga útil del momento, y tuvo consecuentemente un
mediocre éxito de ventas. Ante esto SIDAL continuó trabajando
duramente, aunque el éxito no llegaría sino hasta después de la
aparición del modelo 17, con capacidad para cuatro pasajeros y 760 kg
de carga paga. Este avión en un desarrollo posterior dio como
resultado el Laté 25, que mantenía el fuselaje semiovalado de su
antecesor pero sensiblemente más liviano, las alas en configuración
parasol con mayor superficie y un motor de 12 cilindros en V que movía
una hélice bipala metálica en lugar del radial que llevaba el 17.

Las prestaciones del 25 resultaron óptimas para operar junto a los
Laté 26, 28 y varios biplanos Potez 25 con el volumen de pasajeros y
correo presentado en las rutas que las subsidiarias sudamericanas de
la Compagnie Générale Aéropostale (nuevo nombre de la empresa de
Pierre Latécoère), operarían a partir de 1927. Fue así como se crean
la Aeropostal Brasileira y Aeroposta Argentina, que implementan desde
noviembre del '27 el traslado del correo entre Natal y Buenos Aires.
Estos vuelos fueron combinados en un principio con un servicio por
barco y más tarde mediante hidroaviones a Europa, en lo que conformaba
finalmente la ruta Toulouse-Buenos Aires, conocida también como "La
Línea", dada la longitud de la misma.
La Aeroposta Argentina volaba sus propias rutas a la Patagonia, Chile,
Brasil y Paraguay desde la base de operaciones establecida en la
ciudad de Pacheco, provincia de Buenos Aires. La mayoría de los vuelos
eran nocturnos y frecuentemente bajo condiciones climatológicas
adversas, sobre todo en el sur argentino y durante el cruce de la
cordillera de los Andes.

Para un mayor conocimiento sobre el lugar donde se restauro el Late
25, que es el Área Material Quilmes, va la siguiente información:

Área Material Quilmes
Misión
Ejecutar el mantenimiento preventivo, restaurativo y las demás
actividades que se le asignen, como así también los desarrollos y
fabricaciones que se le ordenen, a fin de contribuir al cumplimiento
de las tareas del Organismo Superior.

Reseña Histórica
El 24 de septiembre del año 1943 se crea esta Unidad de la Fuerza
Aérea con el nombre de Taller Regional Quilmes, en aquel entonces, con
la responsabilidad del mantenimiento integral de las hoy históricas
aeronaves Junker, Vikers, Foker Wolf, Dove y Bristol, entre otras.

Una mirada al pasado, nos permite asegurar que desde los comienzos del
siglo XX, ya en estos campos se desarrollaban actividades relacionadas
con la aeronáutica.

El 8 de marzo de 1914, Eduardo Bradley, acompañado por Julio Crespo
Vivot, baten el récord de altura en globo aerostático con 6.050
metros, efectuando un vuelo entre Quilmes y Bernal.

En 1915, el mismo Bradley con Angel Mario Zuloaga, realizan el vuelo
de Quilmes al Brasil, logrando la triple marca de altura, permanencia
y distancia.

En el año 1936 se construye en este predio, para el entonces sindicato
Cóndor (hoy empresa Luftansa de Alemania) otro testimonio histórico:
el hangar Milliken, que aún hoy nos recuerda que este aeródromo fue
declarado aeropuerto internacional de la Ciudad de Buenos Aires, desde
donde partían vuelos al Brasil, Roma y Berlín.

Al comienzo de la segunda Guerra Mundial operaron en este predio
compañías aéreas como Alitalia y Cruceiro do Sul. Es en esos años
cuando comienza sus actividades la empresa IMPA que se dedicaba a la
fabricación de aviones y planeadores. Con dicho nombre aún hoy es
reconocida el área entre los vecinos de Quilmes.

Posteriormente el entonces Comando de Aviación del Ejército inicia, en
el año 1942, los estudios y acuerdos para concretar la compra del
predio y todas las pertenencias de la citada empresa. Como fruto de
estas gestiones, el 24 de septiembre de 1943 se inaugura el Taller
Regional Quilmes.

En el año 1981, como resultado de la labor realizada durante décadas,
en un justo reconocimiento de la Institución al esfuerzo y capacidad
de los integrantes de esta unidad y en concordancia con las exigentes
y nuevas tecnologías aeronáuticas y electrónicas incorporadas, se
convierte en el Área Material Quilmes.

Poco tiempo después, durante el conflicto de Malvinas, la unidad
contribuyó al esfuerzo que implicó la contienda merced a un eficaz
apoyo técnico y logístico, labor en la cual contó con el incondicional
aporte de la comunidad quilmeña.

Datos generales e infraestructura
El Área Material Quilmes es una organización dedicada al mantenimiento
de aeronaves y de sus componentes asociados: aviónica, accesorios,
hélices, motores, rotores, etc. Para ello cuenta con:

Superficie total: 220 ha.
Superficie cubierta de hangares y talleres: 25.000 m².
Pista (18/36): longitud 1.000 m; ancho 30 m.
Personal técnico altamente capacitado.

Capacidades
Inspección mayor y menor de aeronaves Twin Otter, Aerocommander, Bell
212, UH-1H, Lama y Hughes.
Reparación general de aeronaves.
Overhaul, modificaciones y mantenimiento mayor de motores, rotores y hélices:
Motores: T-53, Lycoming T-55, PT6 T3, PT6 A20.
Hélices y rotores de aviones y helicópteros: C-130, Twin Otter,
Tucano, F-27, Aerocommander AC-500U, Bell 212, UH-1H, Lama, Sukhoi y
Hughes.
Mantenimiento de equipos de aviónica, guerra electrónica, instrumental
y accesorios:
Radares meteorológicos: RDR-1400.
Radares tácticos: APQ-122 y APN-59.
Radar-Warning.
Equipos de comunicaciones HF, VHF y UHF: HF-220, 618t-2/3, 618m-2d,
618m-3a, RTA-41a, RTA-42a.
Equipos de navegación VOR, ADF, ILS y Marker: 51RV-1, RNA-26c,
51RV-4d, DFA-73A-1, MKA-28c, ARN-82.
Sistemas de navegación inerciales.
Computadoras de navegación y pilotos automáticos.
Equipos de identificación / transponders: IFF-2720, TDR-90, APX-72.
Equipos de determinación de distancia: DME-40, DME-860-E2, E4 y E5.
Radioaltímetros: ALT-50, 860-F1, 860-F4.
Instrumentos giroscópicos: giro direccional, horizonte artificial,
giro-viraje, etc.
Instrumentos de vuelo: altímetros, velocímetros, variómetros, etc.
Instrumentos de motor: indicadores de temperatura, presión y nivel,
tensión y corriente, taquímetros, etc.
Instrumentos de navegación: C-12, HSI, ADI, brújulas, etc.
Sistemas de oxígeno de cabina: convertidores, reguladores, válvulas de
carga y venteo, manómetros de alta presión, etc.
Miras de tiro.
Unidades de control de vuelo: AFCS, Syncrho-Phaser, C12, ETB4, etc.

Accesorios hidráulicos, mecánicos y eléctricos:
Actuadores.
Servocomandos.
Generadores.
Bombas.
Radiadores.
Baterías.
Válvulas.
Trenes de aterrizaje.
Frenos.
Amortiguadores.
Reguladores de presión.
Componentes de sistema de combustible.
Turbobombas.
Controles de temperatura.
Arrancadores neumáticos.

Accesorios eléctricos:
Arrancadores.
Sistemas de generación y control de CC/AA.
Contactores.
Actuadores.
Magnetos.
Cajas de distribución.
Motores y bombas.
Convertidores.
Inversores.
Termostatos.
Controles de temperatura.
Baterías de ni-cd y plomo ácido:
Construcción, inspección y mantenimiento de baterías aeronáuticas de ni-cd.
Construcción, inspección y mantenimiento de baterías de plomo ácido
aeronáuticas y de uso en equipos terrestre.

Metrología eléctrica, electrónica y dimensional:
Calibración automática de diversos instrumentos de medición, tales
como multímetros de hasta 6 1/2 dígitos, osciloscopios de hasta 600
mhz, décadas resistivas, amperímetros de ac y dc hasta 20 amp,
medición de temperatura y humedad relativa, generación de frecuencia
hasta 500 khz, medición de presión bajo normativas ISO-9000
(documentación y trazabilidad).
Patrones primarios y secundarios de tensión, resistencia, inductancia
y capacidad.
Patrones primarios de tiempo de cesio y rubidio.
Generación y medición de microondas hasta 40 ghz.
Software de administración de informes de medición con cálculo
automático de errores.

Ensayos destructivos y no destructivos de materiales:
Rayos X, tintas penetrantes y partículas magnéticas.
Ultrasonido y Eddy Current.
Fractomecánica.
Ensayo de vibraciones: sof uh-1-99-03.
Inspección boroscópica.

Cursos de capacitación y perfeccionamiento:
Componentes dinámicos de helicóptero UH-1H.
Baterías de níquel - cadmio.
Aplicación de sistemas de gestión de calidad (laboratorio metrología).
Aplicación de sistemas de gestión ambiental.
Inglés.
Perfeccionamiento integrado en el trabajo (PIT).
Soldadura.
Prevención de accidentes.
Cursos teórico/prácticos de electrónica para recién egresados, en la
Escuela de Educación Técnica N° 7 del Taller Regional Quilmes.

Escuadron Sanidad
Presta atención sanitaria al personal y su respectivo grupo familiar,
y tiene entre sus funciones:
Colaborar en caso de urgencias, emergencias y catástrofes, brindando
asistencia médica cuando fuere necesario a la población civil próxima
a la unidad.
Proponer las medidas de higiene y medicina preventiva que posibiliten
mantener y mejorar el estado de salud del personal de la unidad y
familiares.
Prever y efectuar el apoyo de sanidad a la actividad de vuelo de la unidad.
Estudiar, controlar y vigilar al personal aeronavegante, instruyéndolo
en todo lo que se relacione con la actividad de vuelo.
Asimismo, el escuadrón cuenta con servicio médico, odontológico,
laboratorio traumatológico, sala de rayos X, consultorios externos,
sala de curaciones y de primeros auxilios, ambulancia equipada para
traslado y atención de pacientes traumatizados.

Escuela de Enseñanza Técnica Nº 7
Dentro del predio del área, tiene su asiento la Escuela de Enseñanza
Técnica N° 7, la que cuenta con cerca de ochocientos alumnos, con un
egreso de más de cien por año. La misma dispone de los más modernos
laboratorios y equipos de apoyo como también de una variada cantidad
de aeronaves, que le permite a los alumnos ejecutar las prácticas.

Los egresados de esta institución educativa, merced a los elevados
estándares educativos, modernos talleres y equipamiento, y capacidad y
dedicación de su cuerpo docente, cuentan con el mejor reconocimiento
de las empresas y fuerzas vivas locales y de la zona sur del Gran
Buenos Aires.

Los alumnos del último año disponen de un sistema de pasantías para
efectuar tareas de apoyo de distinta índole en el ámbito del grupo
mantenimiento de la unidad, y les brinda la oportunidad de desarrollar
una acabada formación laboral.

Información de contacto
Ubicación: Av. Otamendi y 1er Ten. Brussa (1878) - Quilmes
Tel. Conmutador: 4253-2859
Tel./Fax Jefatura: 4253-0646
Tel./Fax Grupo Mantenimiento: 4253-7832
RTI: 20273
*

    B757

  • 9955
  • La p... que esta linda la nueva casa
Re: Saint Exupery
« Respuesta #1 : 23 de abril de 2006, 22:04:51 »
Melli,excelente informe,el Latecoere 25 de Saint Exupery creo que esta en Moron ahora.Saludos
TENER EL PODER ES COMO MANEJAR EXPLOSIVOS,TE PODES HACER M... VOS MISMO(LUCA PRODAN)
Re: Saint Exupery
« Respuesta #2 : 24 de abril de 2006, 12:12:08 »
si , está en Morón , este informe está copado pero es un poquito viejo jeje
*

    B757

  • 9955
  • La p... que esta linda la nueva casa
Re: Saint Exupery
« Respuesta #3 : 25 de abril de 2006, 03:34:46 »
Menos mal,sino creeria que la ultima vez que fui a Moron vi un Latecoere 25 trucho :jajaja: :jajaja: :ok:Saludos
TENER EL PODER ES COMO MANEJAR EXPLOSIVOS,TE PODES HACER M... VOS MISMO(LUCA PRODAN)